Preparados para afrontar un incendio forestal

En plena ola de calor –España está ahora mismo al rojo vivo– no se puede bajar la guardia. ¿Cómo estar preparado ante un incendio forestal? Este es el objetivo que persigue la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Comunidad Valenciana. La administración ha lanzado una campaña ‘Stop al fuego. Protege tu vivienda y urbanización’ para la prevención en urbanizaciones consideradas de alto riesgo. La iniciativa busca la implicación y la concienciación de la ciudadanía. Y es que el 72% de los incendios forestales que se producen en la autonomía son debidos al factor humano.

La amenaza ante un incendio ha llevado a 40 municipios de la región -una de las comunidades con mayor peligro en verano- a sumarse a unas jornadas de sensibilización que continuarán esta próxima semana. Hasta el momento, 663 personas han recibido información para dar respuesta a situaciones de riesgo y superar emergencias como los incendios forestales. También para prevenir y minimizar las catástrofes.

La administración ha decidido poner en marcha esta medida por la ubicación de muchas urbanizaciones y núcleos rurales dispersos, que están dentro o limitando con el medio forestal, lo que requiere de actuaciones y comportamientos ciudadanos específicos. Siendo el objetivo fomentar la prevención y la autoprotección de los habitantes de la interfaz urbano-forestal, en la campaña están colaborando los ayuntamientos, la Diputación de Valencia, consorcios de bomberos y agentes medioambientales.

Dos periodos

La actividad se ha desarrollado en dos periodos. La primera fase fue del 28 de marzo al 5 de abril coincidiendo con Semana Santa y Pascua. La segunda comenzó la última semana de junio y se prolongará hasta la primera de agosto. Se ha dirigido a residentes de urbanizaciones, núcleos rurales dispersos y diseminados sobre o limítrofes al terreno forestal y a un amplio colectivo de población extranjera que reside o que eventualmente pasa sus vacaciones en estos lugares.

A través de reuniones informativas, las charlas se ha centrado en sensibilizar y concienciar sobre el riesgo que supone vivir en estos enclaves, cómo prevenir un incendio y fomentar la autoprotección, anticipándose al siniestro.

Según la directora general de Prevención de Incendios Forestales, Delia Álvarez, «pretendemos que los ciudadanos sean conscientes de los riesgos inherentes de vivir en estos enclaves y de la necesidad de que se involucren y comprometan para adoptar cuantas medidas sean necesarias para minimizar al máximo el riesgo».

La mayor parte de las jornadas se han realizado en la demarcación forestal de Altea, municipio que presenta de manera generalizada una concentración más alta de zonas urbanizadas en contacto directo con terreno forestal y que registra un importante volumen de turistas en verano. En la provincia de Castellón, la campaña se ha dirigido a poblaciones cercanas a las demarcaciones de Sant Mateu y la Valle d’Alba. Y en el caso de Valencia se ha distribuido de forma más dispersa por todo el territorio.

Álvarez destaca que «estas acciones son un trabajo muy útil para las personas que residen en estas zonas, la mayoría urbanizaciones y pequeños núcleos urbanos que representan un mayor grado de vulnerabilidad frente a los incendios forestales».

En el caso de las urbanizaciones, en muchos casos se registra solo su uso en temporada vacacional como segunda residencia o se trata de viviendas turísticas, lo que requiere de una mayor atención para la prevención y protección de las áreas forestales.

 

Añadir comentario