Iambiente

Principios de RSC (11): Sectores y gremios con responsabilidad social

En la Bolsa de Nueva York ya existe un índice de sostenibilidad. Es una prueba de la RSC en los gremios y sectores.

El papel de los gremios:

Las empresas representan a los diferentes sectores productivos (industrial, comercial, financiero, energético…) y por lo general se reúnen en organizaciones gremiales, las cuales defienden los intereses tanto empresariales como sectoriales, sin dejar a un lado los intereses colectivos, más aún cuando su papel tiene una incidencia de primer orden en las políticas públicas, como por ejemplo sobre política industrial, exportadora, tecnológica, etc.

RSC de los afiliados:

A los gremios les corresponde, entonces, ejercer un verdadero liderazgo para que sus afiliados, desde las mismas empresas hasta los empresarios o directivos y empleados en general, sean socialmente responsables. Cumplen así con la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que les compete como grupo de interés específico con enorme capacidad de influencia en las decisiones empresariales.

ANDI y Confecámaras:

Sin duda, ya existen sectores con un alto compromiso en tal sentido. En el caso colombiano, cabe destacar a las industrias reunidas en la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), gremio que promovió la creación de la sede regional del Pacto Global para América Latina y el Caribe en Bogotá, y a las cámaras de comercio integradas en Confecámaras, donde se adelanta un proyecto crucial, con respaldo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), sobre gobierno corporativo o buen gobierno.

El turno de los banqueros:

El sector financiero, por su lado, es uno de los más comprometidos a nivel mundial con la RSC. Le corresponde hacerlo, en gran medida. Al fin y al cabo maneja cuantiosos recursos económicos del público, cuyos ahorros e inversiones deben estar protegidos con sumo cuidado, y de ahí la necesidad de la transparencia en su información y del acatamiento a las normas legales, en especial por parte de los órganos de supervisión, incluso para evitar las crisis financieras que se vienen presentando con bastante regularidad durante los últimos años.

Como medidas concretas, este sector, a través de sus poderosas entidades, viene adoptando los Principios del Ecuador, auténtica expresión de la RSC; grandes inversionistas acogieron el Pacto Global propuesto por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), comprometiéndose con la inversión responsable, y muchas de sus instituciones presentan informes de sostenibilidad con base en la metodología del Global Reporting Initiative, los cuales a su vez se empiezan a exigir de sus clientes.

Pruebas a granel:

Baste anotar, como prueba contundente de la nueva tendencia que hoy se impone en los principales mercados financieros y bursátiles del mundo, la creciente evaluación de tales informes entre inversionistas como los fondos de pensiones para hacer sus inversiones. O la existencia del Índice de Sostenibilidad en la Bolsa de Nueva York, cuya “canasta” está formada por las acciones de firmas reconocidas mundialmente como sostenibles.

En Colombia, además, una pasada reforma financiera ordenó, a través de un artículo cuyo decreto reglamentario fue dictado por el gobierno nacional, la presentación de balances sociales (no de los reportes de sostenibilidad, que sería lo mejor) de las entidades financieras, aseguradoras y del mercado de capitales.

Jorge Emilio Sierra

Jorge Emilio Sierra

Asesor en Responsabilidad Social Empresarial (RSE) y Universitaria (RSU) – jesierram@gmail.com

Añadir comentario