Aigües de Barcelona y Sant Joan de Déu colaboran para atender a los colectivos vulnerables

Aigües de Barcelona y la Obra Social de Sant Joan de Déu han firmado un convenio de colaboración para atender las primeras necesidades de colectivos en situación de vulnerabilidad a raíz de la crisis del coronavirus. El programa beneficiará a un total de 290 personas con un paquete de ayudas mensuales. Así frente a un contexto de extrema fragilidad podrán cubrir las necesidades básicas de 100 unidades familiares del área metropolitana de la capital catalana.

Esta iniciativa forma parte de Las caras de la vulnerabilidad, un plan centrado en la compra de alimentos básicos no perecederos, complementos alimenticios para niños y productos de higiene básicos, entre otros. Este programa une a todos los centros de Sant Joan de Déu con un objetivo común. La idea que se marcan es hacer frente a las nuevas realidades surgidas de la crisis de la covid-19. Su intención es cubrir ámbitos como las primeras necesidades, el bienestar emocional, la construcción de la nueva normalidad y la investigación biomédica.

Colaboraciones fundamentales

El director de la Obra Social de Sant Joan de Déu, Oriol Bota, explica que “colaboraciones de este tipo son fundamentales en momentos de crisis». Y eso, añade, «no solo para paliar los efectos más inmediatos sino para afrontar el futuro incierto que vivirán todas las personas en situaciones de vulnerabilidad». Como apunta, «para nosotros es muy importante trabajar al lado de organizaciones comprometidas como Aigües de Barcelona”.

De ahí que el director general de Aigües de Barcelona, Ignacio Escudero, resalte que “es momento de unir esfuerzos y trabajar juntos». Por eso, «buscamos acuerdos que permitan mejorar la calidad de vida de las personas y poner las bases para un futuro más sostenible. Estamos convencidos que solo con la colaboración de todos los implicados conseguiremos superar estos momentos tan complejos”.

En el caso de esta colaboración con Aigües de Barcelona, el reto es garantizar el hogar, la alimentación y la higiene de todas aquellas personas con pocos recursos a las que se atiende desde los diferentes centros de Sant Joan de Déu. Por esta razón, se trabaja en suministrar alimentos, productos de higiene personal y de limpieza del hogar. También se incluye ropa, juegos y ayudas para una vivienda digna (ayudas para el pago de los suministros, alquiler, etc.) para unidades familiares del área metropolitana de Barcelona.

Añadir comentario