Green Urban Data y Ciclogreen se llevan el reto abierto de Dinapsis

La inteligencia ambiental de Green Urban Data es la ganadora de la primera edición del Dinapsis Benidorm Open Challenge. El reto abierto de innovación premia el trabajo de la empresa de Alejandro Carbonell para entender mejor la ciudad desde el punto de vista del medio y ayudar a sus ciudadanos y visitantes a aprovecharla mejor.

El jurado de expertos ha reconocido el trabajo de esta empresa entre las más de noventa propuestas que han optado a este concurso. Con el objetivo de fomentar el turismo sostenible mediante ideas innovadoras, han valorado la voluntad de aprovechar más los datos que generan los ayuntamientos.

Los macrodatos, y sobre todo su gestión, forman la base de la idea finalista, Ciclogreen. Con su aplicación se registran todos los desplazamientos que haga el usuario de manera sostenible para convertirlos en puntos que puede canjear en el comercio local. Ya sea en transporte público, a pie o en bicicleta, las distancias recorridas se miden para ir creando, además, nuevos retos.

La experiencia y fácil aplicación de Green Urban Data ha pesado frente a las otras ideas lanzadas en el acto que ha acogido Dinapsis Benidorm. Carbonell ha explicado que no requiere de la instalación de sensores en la ciudad para generar sus informes. «Usamos tecnología de fuentes de datos abiertos e imágenes satelitales para ofrecer nuestros servicios propios», ha indicado.

Estos le permiten dividir su oferta en dos partes. Por un lado, la plataforma de Indicadores Ambientales, «la más estratégica», y por otro lado, la aplicación Rutas saludables. Gracias a este último programa los usuarios pueden descubrir opciones para realizar un camino en cuyo trayecto haya menos contaminación acústica o menos alérgenos. Incluso puede elegir un recorrido para que quienes necesiten practicar deporte tengan más sombras.

Este enfoque práctico es una de las prioridades que se marca el equipo que dirige Carbonell para sus soluciones. Otra de las opciones que permite su sistema es reflejar la exposición a entornos verdes que ha mantenido el usuario en su recorrido. «No lo cuantificamos diciendo que se ha paseado por el campo y eso está bien», puntualiza, «expresamos datos como absorción de CO2 o reducción de estrés para que la persona vea lo saludable que es su día».

Carbonell tiene claro que en los Ayuntamientos hay «mucha información metida en cajones que no se usa». Desde mapas del ruido a planos de edificios, está convencido de que se pueden aprovechar esos datos ya existentes. «La filosofía es que los datos ambientales sean los importantes», recalca, «el dónde mostrarlos es secundario».

Tanto Green Urban Data como la opción finalista de Ciclogreen recibirán el apoyo de Dinapsis para crear su piloto de proyecto pensado en el turismo sostenible. Y en el caso de esta última lo harán con la idea de recompensar algo muy sencillo: si caminas, ganas. La ludificación, valorar mediante juegos los datos aportados, es lo que enriquece una propuesta que mide cómo se mueve el usuario.

Gregorio Magno tiene claro que vincular los datos aporta mucha riqueza al comercio local y a la administración. Los primeros porque se incentiva su negocio mediante los puntos o descuentos ofrecidos. Y los segundos porque se generan mapas del uso que hacen los ciudadanos del espacio. En ellos se sabrá cuáles son las zonas que más se recorren ya sea caminando, en patinete o transporte público.

En el caso de Magno también se ha valorado la experiencia que han aplicado los últimos años en otros municipios, como Barcelona o Valencia. De ahí han aprendido claves que preocupaban en particular al jurado sobre cómo conseguir la masa crítica de usuarios para arrancar o que los turistas se interesen por su uso en una estancia de pocos días.

El jurado ha estado compuesto por Leire Bilbao, directora de Visit Benidorm; Miguel Ángel Catalán, representante del Ayuntamiento de Finestrat; David Giner, coordinador de proyectos de Invat·tur; Juan Antonio Imbernón, director de soluciones urbanas de Suez España; Nuria Montes, secretaria general de la patronal Hosbec; y Ezequiel Sánchez, coordinador de Distrito Digital.

Ellos se han encargado de cuestionar cada una de las cinco propuestas presentadas hasta elegir a las dos ganadoras. En el camino se han quedado otras tres, Dinycon, Recysmart y MyRentGo. El secretario autonómico de turismo en la Comunitat Valenciana, Francesc Colomer, recuerda a propósito de ello que «hay que superar el concepto del fracaso porque es solo una frontera mental, un espejo para asearnos más».

En lo que todos tenían que trabajar, eso sí, es en cuidar la sostenibilidad. Y Colomer insiste en ello «porque el turista es un ciudadano consciente que concilia su apuesta por transformar el mundo desde la demanda que busca las ofertas que sean también de transformar el mundo. Y de eso va el turismo: de la felicidad, pero cuidando el mundo«.

Añadir comentario