Iambiente
La iniciativa solidaria de recorrer los 500 kilómetros entre Benicarló y Orihuela que ha lanzado Hidraqua ha servido para apoyar la labor de Aspanion.

Y corrieron los 500 kilómetros

La distancia que separa Benicarló y Orihuela se convierte en un reto solidario que Hidraqua ha hecho a favor de Aspanion. Una carrera de 24 horas en bicicleta que unen los más de 500 kilómetros por carretera. Y en la que la victoria es recaudar fondos para la asociación de niños con cáncer. Y así, colaborar a ampliar la visibilidad del trabajo que realizan.

De conseguir que eso sea así se han encargado los voluntarios de la plantilla de Hidraqua. Estos son quienes se han lanzado a las carreteras de la Comunidad Valenciana este fin de semana. La glorieta Gabriel Miró de Orihuela se convertía la mañana del domingo en el lugar que premiaba el esfuerzo de las personas participantes. Allí se reunieron representantes de Aspanion, la plantilla de Hidraqua y los oriolanos y demás vecinos de otras localidades que quisieron recibir el fin de la prueba.

El reto ha supuesto recorrer en 24 horas la mayor parte de los municipios en los que opera la compañía en la Comunitat Valenciana. Uno de los objetivos era contribuir a la práctica de hábitos saludables. El más importante de esos fines era que todos los fondos recaudados durante esta carrera irán destinados a Aspanion, como reitera en un comunicado esta gestora hídrica.

Solidaridad y compromiso

“Ha sido una experiencia única», asegura Jordi Azorín. El consejero delegado de Hidraqua valora que «en esta acción se ha puesto de manifiesto la solidaridad, el compromiso social, el compañerismo y la práctica de hábitos saludables que caracterizan a Hidraqua». Él mismo ha sido uno más de los que se ha enfundado la malla y ha subido a su bicicleta por este reto durante cerca de seis horas. «Y lo más emotivo era ver cómo mujeres y hombres de nuestra plantilla y sus empresas participadas en la Comunitat Valenciana se iban uniendo en los diferentes puntos por los que pasábamos para apoyar esta acción”, recalca.

Jose Ramón Peleteiro ha escuchado todas esas voces de apoyo durante el camino. Como miembro de la plantilla y promotor de esta iniciativa, ha conseguido mantenerse en la bicicleta los 500 kilómetros de forma ininterrumpida. Al terminar un reto como esto explica que “ha sido una experiencia difícil y a la vez muy enriquecedora«. Esta, prosigue, «nos ha permitido salir del entorno de trabajo para llevar a cabo una práctica deportiva saludable y social». En ella, además, «hemos podido conocer más a nuestros compañeros y compañeras de Hidraqua y sus empresas participadas”.

Peleteiro ha agradecido a la compañía el impulso y apoyo que ha mostrado en todo momento con esta iniciativa y a los departamentos que han contribuido en su consecución. “Únicamente he estado sin acompañamiento en la bicicleta tres horas y he recibido multitud de mensajes que me han trasladado en todo momento su apoyo», concluye. Por eso, asegura «que no me haya sentido solo en ningún punto del recorrido”.

Añadir comentario