Iambiente
Regala de manera sostenible

Estos Reyes, regala de manera sostenible

La Navidad es una época mágica en la que aprovechamos para reunirnos, dar y recibir regalos. Una de las tradiciones de estas fechas son los amigos invisibles, pero en ocasiones tratando de ser originales pecamos de consumistas y regalamos cosas que además de no servir para nada, su producción afecta al medioambiente. Es por ello que aquí te damos algunas ideas de última hora para que te animes a regalar de manera sostenible.

Regala de manera sostenible

Los regalos materiales no son tan importantes, lo verdaderamente importante es el tiempo que se dedica en pensar en la persona a la que le regalamos.

Los regalos manuales como una carta o un marco con alguna foto suelen ser algo sencillo pero muy especial y personal. Pararse un momento y dedicarle unas palabras a alguien que queremos siempre será más especial y simbólico que un objeto comprado. Las fotos son recuerdos de buenos momentos y regalar un álbum con esos buenos momentos es un detalle que perdura en el tiempo y respeta el ecosistema en el que nos encontramos.

Además de ser preciosas, las plantas y las flores son los regalos más sostenibles que se pueden hacer. Decorar una maceta y meter en un sobre las semillas de sus plantas o flores favoritas es un detalle muy bonito y personal. Añadirle un elemento simbólico también es importante y es que cada una de ellas tienen un color y un significado diferente; amistad, amor, gratitud… ¡aprovecha esta oportunidad original para transmitirle un mensaje bonito!

Regala de manera sostenible reutilizando y creando tus propias velas. Las velas son elementos decorativos que se pueden encontrar en cualquier casa. En ocasiones, cuando se ha consumido la vela, se abandona la cera sobrante. Es el momento de reciclar toda esa cera abandonada de varias velas y mezclarla para crear velas caseras de colores.

El tiempo de calidad con nuestros seres queridos es un regalo que debería ser obligatorio. Algo tan simple como ir a pasear por la montaña o quedar a tomar un café y charlar durante horas son experiencias que enriquecen y fortalecen las relaciones entre las personas. Con un folio de papel puedes hacer vales para que esa persona canjee esos planes cuando más le apetezca.

Comer bien siempre es un placer. Hacer el plato favorito de esa persona es otra idea para hacerla feliz y sobretodo a su estómago.

La música nos transporta a lugares y emociones, crear una playlist con canciones es otra opción para regalar algo bonito, personal y sostenible.

Estas solo son algunas ideas para reglar respetando el ecosistema. Regalar no siempre tiene que ser sinónimo de comprar, hacer los regalos con productos reutilizados es una excelente forma de contribuir a la cultura de cuidado del medioambiente.

 

 

Añadir comentario