Iambiente
Museo de Aguas de Alicante

El Museo de Aguas de Alicante: quince años de historia, muchos hitos y una nueva identidad

El Museo de Aguas de Alicante cumple quince años como espacio cultural en la ciudad, con los Pozos de Garrigós como sede y centro neurálgico de su acción divulgativa y formativa en torno al agua y la gestión de este recurso. Un museo que, además, permanece constantemente abierto a asociaciones y entidades de todo tipo con el objetivo de crear un lugar “entretenido, didáctico, sostenible y participativo”, como lo definía Martín Sanz, director de Comunicación y Relaciones Externas de la compañía público-privada para la gestión integral del ciclo del agua. “Es un lugar de encuentro del pasado con el futuro para avanzar en nuestro camino sabiendo de dónde venimos”, explicaba.

Esos tres pozos o aljibes excavados por antepasados en la ladera del Castillo de Santa Bárbara para el abastecimiento de agua potable a la población de la ciudad no solo son un tesoro en sí mismo, como enclave arqueológico e histórico recuperado para la ciudadanía, sino también por el contenido del que se le ha dotado en estos años. Una oferta cultural que integra todo tipo de disciplinas como la literatura, el teatro el arte contemporáneo o las nuevas tecnologías y que le ha llevado a recibir más de 230.000 visitantes en estos tres lustros de trayectoria. “Queremos que la ciudadanía lo considere algo suyo”, sentenciaba Martín Sanz.

Adaptándose a nuevas oportunidades

“El Museo de Aguas de Alicante ha ido evolucionando desde su origen, adaptándose a nuevas oportunidades que hemos ido detectando en el entorno”, describía. De esta forma, con ese ánimo de renovación y adaptación a los cambios, se ha presentado este lunes, 5 de febrero, una nueva identidad corporativa que usa el azul oscuro del Pantone 294C como un color con el que ahondar en la digitalización y la modernidad, para incidir con esta nueva imagen en tres conceptos concretos como son las personas, la eficacia y el medio ambiente. Eficiencia, en el ámbito de la gestión y utilización de los recursos; medioambiente, desde el cuidado y respeto al entorno, así como el fomento de la sostenibilidad, y personas, como eje de la actividad de la compañía.

Museo de Aguas de Alicante

Museo de Aguas de Alicante

Referente cultural, formativo y divulgativo

Además, la imagen plasma la idea de la forma en que el agua discurre en cascada en los tres aljibes o pozos, creando tres marcas que conforman la letra M, de museo. Una identidad con la que quieren consolidarse como referente cultural, formativo y divulgativo. “Aquí se celebran desde presentación de llibrets de Fogueres hasta reuniones de expertos internacionales en el ciclo integral del agua”, explicaba Martín Sanz, que apuntaba cómo, precisamente, en una de esas reuniones con técnicos de Chile o Francia, “estos confesaban que no conocían un modelo igual”, recordaba el directivo. “Queremos seguir siendo ese referente, al tiempo que continuamos ‘haciendo barrio’ en Santa Cruz y San Roque”, zanjaba.

Un mago para un lugar mágico

La presentación, en la que se han recogido algunos de los principales hitos conquistados a lo largo de esta década y media, ha contado, además, con una actuación del mago Dálux, quien ha sido el encargado de ir desgranando estos conceptos sobre los que se basa la compañía en la reformulación de esta identidad corporativa. Un evento que se ha cerrado con la proyección audiovisual que se resumía la historia y actividad del museo a lo largo de estos años.

Museo de Aguas de Alicante

Historia del Museo de Aguas de Alicante 

El 5 de febrero de 2009, con motivo de la celebración del 110º aniversario de la constitución de Aguas de Alicante, se inauguró el Museo de Aguas de Alicante en unas instalaciones del Ayuntamiento que desde esa fecha gestiona la empresa mixta. Nació, en primer lugar, con un objetivo definido de educación ambiental ciudadana en torno al recurso hídrico y su peso en la ciudad, y su historia, repartiendo su contenido en las tres plantas que lo forman. En su interior, además, los Pozos de Garrigós muestran al visitante cómo era un sistema de aljibes en otras épocas.

De acceso gratuito, más de 230.000 personas han recorrido sus plantas a lo largo de todos estos años y en los diferentes tipos de visitas ofrecidos, bien a través de la entrada libre para recorrer sus espacios a gusto del visitante (ciudadanía de Alicante, turistas procedentes de todas partes de España y, con la actual llegada de cruceros, turistas procedentes de todo el mundo)bien a través de la cita previa para grupos en la página web de la empresa, modalidad en la que cada día recorren sus plantas decenas de estudiantes, asociaciones… acompañados de monitores de educación medioambiental.

Hacia su digitalización

Transcurridos varios años desde su apertura, este museo ha ido acometiendo adaptaciones de contenido gradualmente, orientándose hacia su digitalización. En esta línea está previsto continuar con la adaptación digital de todo lo que se muestra en él, incluyendo cada vez más contenido vinculado a la experimentación en primera persona por parte del visitante.

Una agenda cultural propia y abierta a toda la ciudadanía

Junto a sus objetivos iniciales de educación ambiental, el Museo de Aguas de Alicante fue incorporándose de forma paulatina a la oferta cultural de Alicante, como espacio para colaborar con eventos impulsados por diferentes instituciones y organizaciones, así, por ejemplo, como subsede del FITCA (Festival Internacional de Teatro Clásico de Alicante). En los últimos años, además, el Museo de Aguas de Alicante ofrece una agenda cultural propia y abierta a toda la ciudadanía que se extiende a lo largo de todo el año y con todo tipo de manifestaciones artísticas, desde fotografía, pintura, proyecciones de cine, tertulias literarias, conciertos de los estilos musicales más variados o representaciones teatrales, que han contribuido a situar a este espacio en el mapa cultural de la ciudad de Alicante.

Museo de Aguas de Alicante

Ciclo de Arte y Medioambiente

Un punto y seguido en la faceta cultural del Museo de Aguas de Alicante fue el lanzamiento del Ciclo de Arte y Medioambiente, su apuesta más fuerte cada año desde 2019. Fragilidades fue el título del I Ciclo de Arte y Medioambiente, una innovadora propuesta con la exhibición de obras escultóricas de los artistas José Ángel Uberuaga (UBE) y Rafael Maestro, además de un ciclo de ponencias científicas.

Con el nombre de Hipogea. El hueco interior, le siguió en II Ciclo de Arte y Medioambiente, con la obra de Aurelio Ayela, un proyecto site specific art u obra concebida desde su inicio para el espacio de los Pozos de Garrigós. A continuación, la exhibición de arte sonoro Invierno en Tabarca para la tercera edición, en torno al patrimonio sonoro de la Isla de Tabarca y a cargo de Aurora Domínguez Mata. Y el IV Ciclo, con la exposición fotográfica The caves of steel, del fotógrafo internacional Manuel Álvarez Diestro y en colaboración con el Colegio Provincial de Arquitectos de Alicante.

La colaboración es esencial para llegar a la ciudadanía

Desde enero de 2023, el Museo de Aguas de Alicante cuenta con un apartado específico de su actividad dentro de la programación Cultura en barrios del Ayuntamiento de Alicante y su Concejalía de Cultura, como oferta cultural que engloba todas aquellas actividades que se realizan en la cercanía de cada barrio. Más allá de la promoción de la actividad a través de sus propios canales, el Museo de Aguas de Alicante ha entendido que también aquí la colaboración es esencial para llegar a la ciudadanía.

Siempre a disposición de organizaciones e instituciones

Finalmente y más allá de todos estos objetivos el Museo de Aguas de Alicante busca la optimización constante, como espacio siempre a disposición de organizaciones e instituciones con las que el museo comparte objetivos y filosofía, y que pueden contar con él como lugar de trabajo y puesta en común de sus proyectos y presentaciones. Las diferentes salas del Museo, así como los Pozos de Garrigos, acogen semanalmente reuniones, encuentros de proyectos europeos o grabaciones de programas de televisión y radio, entre otras muchas actividades. Todo ello, ha dotado al espacio a lo largo de quince años de una actividad permanente contribuyendo desde su ámbito a la revitalización del Casco Antiguo, a través de las palancas de la educación ciudadana y la cultura.

Añadir comentario