Iambiente
sala de exposiciones multimedia

Los Pozos de Garrigós inauguran la primera sala de exposiciones multimedia en Alicante

El Museo de Aguas de Alicante da un paso más en su modernización al convertirse una sala de exposiciones multimedia. Lo ancestral y lo tecnológico se dan la mano en los Pozos de Garrigós. Y es que la sede del museo acaba de cubrir los muros de su aljibe central con ocho pantallas en las que albergar la obra de los artistas más destacados del momento. Una forma distinta y novedosa de ofrecer a la ciudadanía este espacio expositivo.

La sala renueva además su sistema de iluminación y de sonido para hacer de este enclave un escenario inmersivo. Una instalación desde la que transportar al público hasta lugares recónditos. Capaz incluso de trasladarles hasta el vientre materno. De hecho, ese es el objetivo de Karla Solano, la costarricense afincada en Vietnam, ahora en la ciudad de Alicante, con la que el museo inaugura su nuevo sistema expositivo a través de la propuesta creativa Origen.

Con esta muestra, la autora revive su primera experiencia vital en este mundo. Además, también interpreta la conexión especial del ser humano con el agua. Elemento que es el origen de la vida. «Hablo de la vibración y la frecuencia de conexión del ser humano con el agua», explicaba la artista en la presentación de esta exposición que podrá verse hasta el 17 de mayo.

Una incursión en el vientre materno

Karla Solano nació en un parto velado, que es aquel en el que no se rompe la placenta. «Estuve más tiempo de lo normal en esa condición ideal», describe la autora. «En mi inconsciente quedó esa permanencia en el agua durante ese tiempo«, apunta. Un recuerdo inconsciente que le ha llevado a crear estas ocho piezas de videoarte en las que piel y agua son las protagonistas.

Así, a través de peces, en movimiento, piel con piel, se narra la intención de la creadora. «Los peces forman parte de mi cuerpo«, destaca Solano, que acumula tres décadas dedicadas a la fotografía y la performance. Una disciplina que también se combina en esta exposición. Y es que la artista ha pintado un lienzo de dos por cuatro metros con su propio cuerpo como instrumento.

Esta performance se ha grabado en vídeo para recibir al público que visita la exposición. El lienzo se expone también en la sala. Además, a través de un vídeo en el que simula ese parto velado, la autora transporta al público hasta su placenta en un aljibe que simula el vientre materno.

Presentación de ‘Origem’, de Karla Solano, en los Pozos de Garrigós, sede del Museo de aguas de Alicante.

Arte en formato multimedia

«Es un montaje muy fluido», apuntaba Leo Tena, comisario de la muestra, que aprovechaba la ocasión para agradecer la apuesta de Aguas de Alicante por impulsar la cultura. «No hay muchas empresas que hagan este esfuerzo; un museo como este es digno de mención», afirmaba el comisario, al tiempo que destacaba la nueva inversión para modernizar la sala. «Estamos acostumbrados a lo clásico, pero aquí podemos ver el arte en formato multimedia«, describía.

«Estamos especialmente contentos por ello», apuntaba Martín Sanz, director de Comunicación y Relaciones Externas de la compañía público-privada encargada de la gestión integral del ciclo del agua en la ciudad. «Nos ha costado encontrar la manera de combinar la tecnología con el cuidado de un espacio protegido como este, pero por fin podemos mostrar este renovado espacio tan singular», aseguraba el directivo.

El Museo de Aguas de Alicante duplica su programa para celebrar sus 15 años de historia

Alianzas y tecnología: una completa oferta cultural

Con motivo de su 15º aniversario, el Museo de Aguas de Alicante ha querido dar un paso más en su oferta a la ciudadanía de Alicante y sus visitantes, y completar su agenda cultural con la apertura de este espacio expositivo de carácter digital, un espacio que se nutrirá para su contenido de diferentes disciplinas artísticas, fruto de las alianzas y colaboraciones del museo con diferentes organizaciones e instituciones.

Ubicado en el interior de unos aljibes que datan del siglo XIX y excavados bajo la montaña, la nueva sala acogerá todo tipo de propuestas para ser exhibidas en formato digital, creando una experiencia estética diferente y complementaria en el visitante.

El nuevo espacio cuenta desde con ocho pantallas de 40 pulgadas, alta definición en su imagen y sonido, para su disposición tanto en posición vertical, como en horizontal, y la distribución de la sala en función de las necesidades del artista. Se ha incorporado iluminación LED, que permitirá personalizar el ambiente del pozo en función de los requerimientos de la exposición.

Su carácter multimedia facilitará la rotación de las exhibiciones, permitiendo muestras de las más variadas disciplinas, desde fotografía, pintura o poesía, al videoarte… También su utilización para la presentación de proyectos, incluyendo maquetas y modelos 3D, exhibición de obras presentadas a concursos, etcétera. «Es un paso más para que este espacio pueda ofrecer a la ciudadanía a y a los visitantes algo nuevo y diferente«, apuntaba Martín Sanz.

Añadir comentario